Messico: premio nazionale di giornalismo a radio comunitaria

“Con il Premio Nazionale di Giornalismo (Premio Nacional de Periodismo – PNP), per l’orientamento e il servizio alla societa’, il programma Cabildo abierto, di Radio Teocelo di
Veracruz, unica emittente comunitaria con il permesso della
Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), speriamo che prendano fine le ostilita’ e le persecuzioni del governo contro questi mezzi di comunicazione”. Questo il commento di Aleida Calleja, rappresentante in Messico della
Associazione Mndiale delle Radio Comunitarie. (spagnolo)
A cura di amisfd Explicó que actualmente hay 25 radios comunitarias,
propiedad colectiva de ciudadanos, que se localizan en
zonas indígenas, ciudades y comunidades. De ellas tan
sólo Radio Teocelo tiene permiso, el resto han sido
acosadas por el gobierno en meses recientes.

Incluso en diciembre pasado las radios Santa María,
Radiografía y Emisora Zona Cero, ubicadas en Jalisco y
que han dado servicio de protección civil a la
población, sobre todo en los temblores derivados del
Volcán de Colima, fueron cerradas por la dependencia.

Calleja explicó que también en diciembre seis emisoras
entregaron expedientes a las autoridades
correspondientes para que les otorgarna sus permisos;
siete días después hizo lo mismo la Comisión Nacional
de Pueblos Indígenas, a la cual ya le dieron la
autorización, pero a las radios comunitarias aún no
les responden, pese a que ya transcurrieron los tres
meses de rigor.

“Esto parece indicar que la interlocución es sólo con
las instituciones, no con los ciudadanos”, comentó.
Además, en ese caso el permiso se le dio a la
comisión, no a los ciudadanos.

La especialista precisó que mientras a la radio
comercial y gubernamental se le da todo el apoyo, a
las emisoras comunitarias se les reprime y se les
imponen condiciones inalcanzables, como recursos de
hasta un millón de pesos para establecer fideicomisos.
“Lo que hemos visto es que una comunidad indígena no
puede tener su radio para difundir su cultura”, y
recordó el caso de Santa María Tlahuaxtepec, que buscó
establecer su radio y la respuesta que obtuvieron fue
que en esa zona había cobertura de Televisa y
Televisión Azteca.

Desde hace un año, aseveró, empezó una campaña en
contra de las radios comunitarias; bajo el argumento
de que eran “piratas”, varias instalaciones fueron
cerradas. “Estas radios no son clandestinas, lo cual
queda demostrado con el hecho de que la mayoría busca
su permiso de operación. Está el caso de Radio
Huayacocotla, que lleva ya 20 años en busca de su
autorización”.

En entrevista en el contexto de la Cátedra de Derechos
Humanos Fray Francisco de Vitoria, recordó que Radio
Teocelo padeció esta persecución y estuvo cerrada
durante ocho meses. “Hay una insistencia del sector
más duro de la SCT de que las radios no cumplen con
los requisitos para que les puedan dar sus permisos;
casos como Teocelo dejan en claro a las autoridades lo
que son estas emisoras”, agregó.

Top